Cirujano especialista en Cirugía de Tórax y Cardiovascular y Angiología, está dedicado al diagnóstico, tratamiento y corrección de todo tipo de patología cardiovascular y venoso.

 

Con el doctor Hiram Tenorio usted puede estar seguro que recibirá un diagnóstico correcto y el tratamiento o procedimiento adecuado con un excelente servicio y calidad humana.

 

  • HISTORIA ACADÉMICA

    Médico Cirujano Universidad Autónoma de Guadalajara 2001

     

    Cirugía General Universidad de Ejército y Fuerza Aérea 2005

     

    Cirugía Cardiotorácica Universidad de Guadalajara 2010

     

    Angiología y Cirugía Vascular Hospital Civil de Guadalajara 2011

  • TRAYECTORIA PROFESIONAL

    Cédula Profesional: 3603055

     

    Facultad de Medicina, Universidad Autónoma de Guadalajara.

     

    Especialidad en Cirugía General, Hospital Militar.

     

    Subespecialidad en Cirugía de Tórax y Cardiovascular, Antiguo Hospital Civil de Guadalajara.

     

    Subespecialidad en Angiología y Cirugía Vascular, Antiguo Hospital Civil de Guadalajara.

     

    Miembro del Colegio Jalisciense de Angiología y Cirugía Vascular A.C.

     

    Tesorero del Colegio Jalisciense de Angiología y Cirugía Vascular A.C, 2012-2014

     

    Miembro del Colegio de Cirujanos de Tórax y Cardiovascular del Estado de Jalisco A.C.

Las venas son los vasos encargados de llevar la sangre de vuelta al corazón, una vez que han irrigado todos los tejidos aportándoles oxígeno y nutrientes, lo que se llama retorno venoso.

  • LEER MÁS

    Tomando en cuenta que, en la posición erguida del ser humano, la sangre de las piernas debe ascender, venciendo la fuerza de la gravedad, lo que supone un esfuerzo añadido. Para facilitar esta tarea, las venas tienen en su interior unas válvulas que impiden que la sangre retroceda, y cuentan además con la colaboración de los músculos de las piernas que, al contraerse, ayudan a empujar la sangre, estableciendo un sentido único hacia el corazón.

     

    Cuando existe algún daño en las válvulas, estas no pueden cumplir su misión de impedir el reflujo, por lo tanto, la sangre se acumula, aumentando la presión, dilatando y alargando las venas (por lo que tienden a retorcerse), y alterando su pared, permitiendo la salida de líquido al exterior (extravasación) de la vena, alterando los tejidos de esa zona y produciendo el característico aumento de volumen en las partes mas bajas de las piernas.

Las venas son los vasos encargados de llevar la sangre de vuelta al corazón, una vez que han irrigado todos los tejidos aportándoles oxígeno y nutrientes, lo que se llama retorno venoso.

  • LEER MÁS

    Dicho en otras palabras, nuestro cuerpo regula su temperatura obedeciendo principalmente a las condiciones del clima y a la actividad física desarrollada. Para tal efecto existe un mecanismo regulador a nivel del sistema nervioso autónomo, o involuntario, conocido como sistema Simpático. Este sistema envía información a través de pequeños cables llamados nervios autónomos que se encuentran localizados a cada lado de la columna vertebral. Así, de manera no controlada, se activan las glándulas sudoríparas para iniciar el proceso de transpiración (sudoración) y regular la temperatura corporal mediante la evaporación de sudor. Dichas glándulas se encuentran localizadas en casi toda la extensión de la piel. Sin embargo, existen zonas específicas donde se concentra una mayor cantidad ellas; tal es el caso de las axilas, las manos, los pies y la cara. Cuando este sistema regulador se altera a nivel de la estimulación del sistema nervioso, las glándulas sudoríparas producen mas sudor del habitual, dando origen a la Hiperhidrosis, afectando las regiones que regulan los núcleos nerviosos alterados

    Quienes padecen Hiperhidrosis, ven afectada su calidad de vida y sienten pérdida de control sobre ella, ya que la transpiración se presenta independientemente de la temperatura o humedad que exista en el ambiente.

     

    La hiperhidrosis tiene una repercusión significativa sobre la calidad de vida en las personas que la padecen. Al no poder controlar la sudoración excesiva, pasan por situaciones de inseguridad y vergüenza. Esto limita realizar acciones tan simples como como bailar, alzar los brazos, usar determinado tipo de ropa, saludar de mano, entre otras.

     

    En los casos más graves, el exceso de sudor provoca que las personas se vuelvan retraídas y rehúyan a la actividad social y laboral.

Si tienes dudas o inquietudes agenda una cita

¡Nos encantará atenderte!

o márcanos

+52(33)1816 9534

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

Centro Médico Puerta de Hierro

Blvd. Puerta de hierro #5150

Torre C Consultorio 307

Colonia Puerta de Hierro  Zapopan Jal. C.P. 45116